El Sanscrito en la sociedad Indoeuropea

El sánscrito ha sido desde tiempos remotos una lengua clásica en la sociedad Indoeuropea, ayudando a tener una gran literatura religiosa, filosófica y artística.

Este idioma pertenece a la gran familia lingüística Indoeuropea que hasta el día de hoy es la más extensa por el inmenso número de lenguajes que contiene los hablantes. El sánscrito forma parte de los idiomas que no se han perdido como el indoeuropeo o el protoindoeuropeo que hoy en día se los consideran solo de manera hipotética, pues lo que se sabe de estas lenguas es muy poco, en comparación a otros idiomas.

La familia Indoeuropea como lo indica su nombre comprende lenguas “occidentales” y “orientales”. En el primer grupo tenemos a la gran mayoría de las lenguas europeas  y en segundo grupo contamos con las variadas lenguas iranias y una buena parte de la India.

Un idioma que se conserva con el pasar de los años

Algo que resulta muy poco común escuchar es que el sánscrito y el idioma español están emparentados, por lo que nos facilita mucho en su estudio. Esas similitudes se evidencian mucho sobre todo en el vocabulario, pues aún hoy, a pesar de los tantos milenios de evolución, es muy posible reconocer sin necesidad de esfuerzo el origen común de un gran número de vocablos.

En cada una de las familias lingüísticas los lenguajes los podemos clasificar por su edad: en antiguos, medios y modernos. El sánscrito tiene lugar en la categoría antigua de la rama Índica (o Indoaria) que a su vez pertenece a la  familia Indoeuropea. Vale la pena afirmar que no todos los lenguajes de la India pertenecen a la familia Indoeuropea. Un claro ejemplo, los del sur del país representados por el tamil y sus descendientes son parte de una familia lingüística totalmente diferente como lo es la Dravídica.

Por otro lado el sistema verbal se caracteriza por modos, tiempos y voces. En sánscrito arcaico hay 4 modos: indicativo, optativo, subjuntivo e imperativo al contrario del sánscrito clásico hay sólo 3 pues no está el subjuntivo. Los tiempos principales son el presente, el futuro y tres tipos de pasado: el imperfecto, el aoristo y el perfecto. Según la relación entre el sujeto y el verbo se emplean tres voces: activa, media o pasiva. Tiene también conjugaciones secundarias o derivadas que le hacen notar un matiz particular al verbo: causativa, desiderativa, intensiva.
En el diccionario de  Monier Williams al listar unas 170.000 entradas podemos darnos cuenta que el sánscrito cuenta con un vocabulario inmenso, el cual cada dia que se investiga acerca de esta gran lengua nos sorprende con algo nuevo, pues además de que se remonta desde el siglo III A.C, nos enseña cosas nuevas que tal vez hoy no las ponemos en práctica, pero vienen de la mano de lecciones de vida, no solo hablando del Sánscrito, de muchas otras cosas que gracias a la historia logramos conocer un poco más de todo lo que nos rodea, esta vez le dimos la oportunidad a esta lengua que se la conoce como Clásica desde su creación.

Share:

You might also like